viernes, 29 de abril de 2011

LA VIOLENCIA EN LA ESCUELA

En estos últimos años se ha extendido una gran violencia en muchos centros escolares. Se han dado muchos casos graves que ahora se conocen como Bullying o acoso escolar que han llegado a suicidarse chicos y chicas o tenerse que cambiar de centro o de ciudad por no poder aguantar el maltrato que recibían en sus propios compañeros.
 Ahora somos más conscientes de la gravedad que tienen los comportamientos violentos en los centros. Hay muchas medidas que se pueden tomar y las más efectivas son la denuncia por un alumno aunque sea menor de edad y se pueden meter en centros de menores.

LOS PROBLEMAS:  

La violencia escolar...

Ahí se incluye los comportamientos de los alumnos que la intencion que tienen es dañar a otros alumnos o incluso a profesores aprovechándose de la superioridad física o de la ayuda de otros. El daño puede ser físico y psíquico, que puede ir directamente contra la persona o contra sus bienes. Hay muchas formas de agredir algunas más graves que otras pero todas ellas deben quedar claramente prohibidas en las normas de convivencia escolar.
 El acoso escolar...

Es la violencia que sufre un alumno por parte de un compañero o un grupo de compañeros de forma constante, premeditada y a lo largo de mucho tiempo (meses). Las agresiones pueden consistir en motes, insultos, amenazas... Esto ocasiona, además de los daños físicos un daño gravísimo sobre la personalidad del alumno agredido porque lo humilla y le hacen sentirse completamente indefenso. En demasiados casos el acoso escolar pasa desapercibido para los profesores porque siempre se producen en el momento del recreo o a la salida del colegio y muchos alumnos son testigos pero no dicen nada.
La indisciplina...

Otros problemas que afectan a la convivencia escolar es la falta de disciplina y los comportamientos que interrumpen las clases o perturban la tranquilidad del centro la convivencia escolar se basa en el respeto hacia los profesores y entre los alumnos y profesores. Para ello todos los centros tienen unas normas muy claras con sus sanciones correspondientes.

¡SOLUCIONES! 

En los centros, hay unas normas de disciplina y que se aplican cuando las normas se incumplen. Ante una agresión grave, la solución suele ser la expulsión del alumno cuando se cree que no hay posibilidad de que cambie de actitud.
Cuando dos alumnos tienen un problema se sientan a resolverlo con un alumno, un profesor o un experto en mediación. Se evita así llegar a problemas más graves. En otros centros, se creó la figura del ''alumno ayuda'' para ayudar a los demás y evitar las agresiones. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada